Re: [GRULIC] Lo que se aprende, o debería, en la carrera de …

Página superior
Adjuntos:
+ (text/plain)
+ (text/html)
Eliminar este mensaje
Responder a este mensaje
Autor: Fabian Flores
Fecha:  
A: Lista de correo del Grupo de Usuarios de Software Libre en Cordoba
Asunto: Re: [GRULIC] Lo que se aprende, o debería, en la carrera de informática
Parte 3.



> En España el año pasado se aprobó la carrera técnica de
> pinchadiscos, luego de que se viera que es muy requerida y rentable.
> Muchos elevaron el grito al cielo, pero por lo que sé se está estudiando
> elevarla a especialización técnica en carreras de música. Porqué no? Con o
> sin universidad, los pinchadiscos son un éxito, cuando el propósito es
> satisfacer el espíritu, no ganar dinero. Apenas se convierta en negocio
> universitario, dejará de tener éxito ante los nuevos creadores de arte
> electrónico.
>


Yo no tendría ninguna objeción en que creara tal carrera porque aunque no
hay prueba de que tu premisa sea verdadera ("el propósito es satisfacer el
espíritu, no ganar dinero" ergo tendrá exito económico) en el ejemplo que
estás describiendo la universidad o el ministerio de educación, no evadió
su responsabilidad social con sus futuros graduados de preocuparse por que
sea factible que obtengan trabajo: "luego de que se viera que es muy
requerida y rentable".


> >         La cuestión es relacionar las metas del educando con el
> >         contenido. No puede uno afirmar que hay que enseñar linux
> >         porque el mercado lo demanda. Mucha gente viste a la moda,
> >         pero mucha otra no.

>
> > Lo que sería válido si Linux (o mejor dicho y generalizando: UNIX like
> > systems) fuera una moda, pero se trata de una tecnología constitutiva
> > de la disciplina: GNU, Linux, BSD, OSX, Android, C, etc.
>
> No estoy hablando de ropa ni de moda. Quiero decir que no porque muchos lo
> hagan es bueno.
>


Evidentemente no leíste los artículos que cité y a partir de los que estoy
hablando de este tema, porque en ellos se deja bien en claro que se debe
asumir una postura crítica al momento de decidir que tecnologías y
herramientas se deberían enseñar en una carrera de ingeniería informática o
de sistemas, y que los que se usaban (o se usan) en la UIB eran casi todos
propietarios/Microsoft sólo porque "es lo que todos usan" y no se
consideraba el valor pedagógico de las tecnologías y herramientas.

Y además, que ese argumento era falaz, sin visión, porque incluso aplicando
seriamente y proyectándolo hacia el futuro era previsible que el software
libre iba a tener una incidencia creciente en el mercado ("Linux hasta en
los bolsillos").


> > Me parece que los problemas son mucho más amplios y de orígenes
> > diversos, por ejemplo:
> >
> > * El uso de las universidades (al menos en algunos casos en Argentina)
> > como fábricas de cuadros políticos lo que conlleva a una gran cantidad
> > de inequidades que se relacionan con la afinidad política de los
> > estudiantes, profesores y directivos.
>
> Ah, ahí estoy muy de acuerdo contigo, pero no porque piense que es un
> problema político aislado. Si lo miras globalmente, el problema está
> precisamente en lo que te digo, que los alumnos dependen del sistema
> universitario y no al revés. Europa es un claro ejemplo: El paro juvenil
> es alarmantemente alto. Las empresas están empezando a contratar gente sin
> títulos porque se considera que son más creativos que los
> universitarios. Aunque no lo creas. Los políticos ni se enteraron, pero
> siguen haciendo dinero con las universidades.
>


Creo que el fomento de la creatividad es una carencia de los sistemas
educativos en muchos países. Ahora bien, el hecho de que las empresas
contraten gente sin títulos no responde a única causa.

En Argentina, lo que viene sucediendo desde hace años en el ámbito de la
informática (y en España también sucede) es que muchas empresas contratan a
estudiantes y esa prematura inserción laboral dificulta e incluso llega a
impedir que se gradúen.

Hasta donde sé, en España los profesionales de menor calificación suelen
tener más oportunidades laborales (también sucede aquí).

La cuestión es por qué. ¿Es porque los universitarios son poco creativos?
¿Es porque no hay suficientes profesionales para cubrir la demanda?

Bueno, no, no es del todo cierto.

La realidad es que gran parte del mercado lo constituyen empresas
multinacionales (consultoras, software factories, vamos las cárnicas) que
se radican en países como Argentina, India e incluso España, observando la
relación "valía del profesional/costos laborales" y deslocalizan su
producción con el objetivo de bajar sus costos.

Ahora bien, lo que deslocalizan no es lo que consideran el trabajo creativo
o esencial a la actividad: el manejo y contacto con los clientes, el
diseño, la toma de decisiones, sino lo que ellos consideran trabajo de
menor valía: codificación, por ejemplo. En consecuencia, se crea un mercado
laboral que es esencialmente precario.

Más allá de su concepción ideológica profundamente equivocada respecto de
lo que es el desarrollo de software (la programación no es codificación y
la codificación no es un trabajo mecánico, repetitivo y nada creativo),
estas empresas crean trabajo precario porque ellas lo consideran así, lo
gestionan así y lo pagan así.

El discurso sobre la falta de profesionales informáticos, su falta de
capacitación, su falta de creatividad e incluso el discurso de la "pasión
profesional", son funcionales a la intención de las grandes multinacionales
de des-jerarquizar el trabajo de los informáticos (especialmente en lo que
atañe a desarrollo de software).

Las empresas no hacen ninguna consideración respecto del estatus social de
un profesional universitario, si pueden los explotan igual que a cualquier
hijo de vecino y, por supuesto, la mayoría hará lo que sea para bajar sus
costos laborales.

Se puede hacer un simple ejercicio para vislumbrar la intención de la
industria respecto del argumento de "la pasión profesional", que consiste
en buscar información sobre qué salarios se pagan en distintos países en
los puestos de desarrollo.

Una observación inmediata será que a los desarrolladores de video-juegos en
promedio se les paga menos que a desarrolladores de otros tipos de
programas. Obviamente, su pensamiento es: te gustan los video-juegos, te
apasiona desarrollar video-juegos, te divertís haciéndolo ¿encima querés
que te paguen lo mismo que a los demás que hacen desarrollos aburridos?

Entonces, Messi debería jugar gratis al fútbol.

El discurso de la industria es sencillamente falso porque distorsiona la
realidad para presentarla según conviene a sus intereses.

Con esto quiero decir que los problemas educativos son reales, pero de
ninguna manera se puede tomar el discurso de la "industria" como fundamento
exclusivo que sirva las veces de lente para analizar la realidad de las
universidades y de los estudiantes.

En síntesis, yo veo muchos problemas que no son reductibles a que "los
alumnos dependen del sistema universitario y no al revés".

Saludos.



--
Fabián Flores Vadell